Articles

Carl T. Rowan

Carl Thomas Rowan nació el 11 de agosto de 1925 en Ravenscroft, Tennessee. Fue uno de los cinco hijos (dos niños y tres niñas) nacidos de Thomas David y Johnnie B. Rowan y se crió en McMinnville, Tennessee. Cuando era joven, el serbal trabajaba en la hierba de los bulbos de azada por 10 centavos la hora, y más tarde realizaba trabajos manuales duros por 25 centavos la hora cuando había trabajo disponible. Al igual que muchos otros jóvenes afroamericanos, la infancia de Rowan se vio profundamente afectada por las actitudes de «Jim Crow» tan prevalentes en el Sur. Si bien la situación económica y social era sombría, Rowan estaba decidido a recibir una buena educación. Se destacó en la escuela secundaria graduándose de la Escuela Secundaria Bernard en 1942 como presidente de la clase y mejor alumno.

Rowan dejó McMinnville para ir a Nashville con 77 centavos en el bolsillo y el sueño de una educación universitaria. Con el fin de ganar su matrícula para la universidad, se mudó con sus abuelos y consiguió un trabajo en un hospital de tuberculosis el verano antes de inscribirse en el Tennessee Agricultural and Industrial State College en Nashville en el otoño de 1942. Durante su primer año, Rowan participó en un programa de entrenamiento que lo llevó a convertirse en uno de los primeros 15 afroamericanos en la historia de los Estados Unidos en obtener una comisión como oficial en la Marina de los Estados Unidos. Fue entrenado en el Oberlin College en el norte de Ohio y en la Escuela Naval de Guardiamarinas en Fort Schuyler, El Bronx. Después de su servicio en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial, donde fue asignado al servicio marítimo (y sobresalió como subcomandante de la división de comunicaciones), Rowan regresó para completar sus estudios en el Oberlin College. Obtuvo su licenciatura en 1947 con especialización en matemáticas. Recibió su maestría en periodismo de la Universidad de Minnesota, apoyándose a sí mismo escribiendo para dos periódicos semanales, the Minneapolis Spokesman y the St.Paul Recorder. En 1950 Rowan se casó con Vivien Louise Murphy, una enfermera de salud pública; sus hijos fueron Barbara, Carl Jr. y Geoffrey.

Al finalizar sus estudios de posgrado, Rowan se unió al Minneapolis Tribune como corrector de textos. Se convirtió en reportero de asignación general en 1950. Entre sus primeras piezas había una serie de columnas tituladas How Far from Slavery? que escribió después de regresar al Sur para estudiar asuntos raciales. Los artículos ganaron varios elogios locales y contribuyeron a que Rowan fuera el primer afroamericano que recibió el premio «Joven Sobresaliente» de Minneapolis. Los artículos también sirvieron de base para South of Freedom, su primer libro (1952).

Pasó un año en India, Pakistán y el Sudeste asiático escribiendo columnas durante 1954. Esto llevó a un segundo libro bien recibido: The Pitiful and the Proud (1956), que se basó en sus observaciones mientras estuvo en Oriente. Un tercer libro, Go South to Sorrow, fue publicado en 1957. Si bien sus libros recibieron elogios favorables, las habilidades de escritura de Rowan fueron reconocidas más comúnmente por su periodismo. Fue el único periodista en recibir el codiciado premio «Sigma Delta Chi» por periodismo en tres años consecutivos: por periodismo general en 1954; por mejor correspondencia extranjera en 1955; y por su cobertura de los disturbios políticos en el sudeste asiático en 1956.

En enero de 1961 Rowan aceptó un nombramiento como subsecretario de estado adjunto para asuntos públicos en la administración Kennedy. Fue responsable de las relaciones con la prensa del Departamento de Estado. Estuvo involucrado en el área de cobertura de noticias de la creciente participación militar de Estados Unidos en Vietnam y también formó parte del equipo de negociación que aseguró el intercambio de Francis Gary Powers, quien fue derribado sobre la Unión Soviética. Acompañó al entonces Vicepresidente Johnson en una gira por el sudeste Asiático, India y Europa. Durante este tiempo, Rowan se convirtió en el centro de controversia con el rechazo de su solicitud de membresía en el prestigioso Club Cosmos, cuyas calificaciones de membresía incluían trabajos meritorios en ciencia, literatura, profesiones eruditas y servicio público, por motivos raciales. El Club Cosmos aprobó una regla que prohibía la discriminación por motivos de raza, pero la nominación de Rowan nunca resucitó. La controversia resultó en el retiro de la solicitud del presidente Kennedy al club cuando el patrocinador de Kennedy renunció en protesta.

Rowan pasó a servir en las administraciones Kennedy y Johnson como embajador en Finlandia (enero de 1963 a enero de 1964) y como director de la Agencia de Información de los Estados Unidos (enero de 1964 a julio de 1965). Al servir como director de la U. S. I. A., Rowan se convirtió en el primer afroamericano en ocupar un escaño en el Consejo de Seguridad Nacional. Con un personal de 13,000 personas, Rowan supervisó una vasta red de comunicaciones del gobierno que incluía la Voz Internacional de América, los comunicados diarios a los Estados Unidos. personal de la embajada en todo el mundo, y un programa masivo de guerra psicológica para ayudar al esfuerzo de la Guerra de Vietnam. Esta última tarea le trajo críticas, ya que se sentía que se estaba alejando de otras actividades de USIA. Rowan renunció a USIA en 1965 y regresó a su primer periodismo de amor, aceptando una oferta para escribir una columna nacional para el Sindicato de Servicio de Periódicos de Campo y hacer tres comentarios semanales de radio para la Westinghouse Broadcasting Company.

Como columnista y comentarista nacional, Rowan desarrolló una reputación de ser independiente y a menudo controvertido. Hizo declaraciones públicas, como instar al Dr. King a disminuir su postura contra la guerra, porque estaba perjudicando el impulso del movimiento de Derechos Civiles y pidiendo la renuncia de J. Edgar Hoover, el poderoso Director del FBI, citando abusos de poder y corrupción que lo criticaron. Si bien Rowan siempre ha sido un portavoz de los derechos civiles y económicos de los afroamericanos, también ha sido crítico con aquellos que cree que deberían abordar de manera más agresiva los problemas que se afectan a sí mismos.

Rowan recibió el Premio George Foster Peabody por su especial de televisión » Race War in Rhodesia «y fue galardonado con un Emmy por su documental » Drug Abuse: America’s 64 Billion Dollar Curse». Su columna de periódico fue sindicada por el Chicago Sun-Times y llegó a casi la mitad de los hogares que recibían periódicos en los Estados Unidos. Participó en numerosos programas de televisión de asuntos públicos y fue panelista permanente en «Agronsky and Company». También emitió «The Rowan Report», una serie diaria de comentarios en estaciones de radio escuchadas en todo el país. Se desempeñó como reportero itinerante para el Reader’s Digest y publicó regularmente artículos en esa revista. Fue uno de los profesores más codiciados en los Estados Unidos, hablando en campus universitarios y en convenciones de maestros, empresarios, líderes de derechos civiles y grupos comunitarios.

Una vez le dijo a Publisher’s Weekly, «tienes que cansarte antes de jubilarte» y luego publicó varios libros. Entre ellos: bestseller del New York Times que «atrae a todo el espectro de lectores. Creadores de Sueños, Rompedores de Sueños: El mundo de Thurgood Marshall y La Próxima Guerra Racial en Estados Unidos: Una Llamada de atención