Articles

Carl Hovland: Biografía e Investigación de Comunicación Persuasiva

En este artículo, vamos a hablar de Carl Hovland, un brillante psicólogo experimental que no se centró en ningún subcampo psicológico específico. Sin embargo, su investigación es la base de muchos modelos de psicología social, experimental y cognitiva. Carl Hovland ha sido uno de los psicólogos más influyentes del siglo XX.

Dedicó su carrera profesional al estudio de la persuasión, la dinámica de grupo, la comunicación y el pensamiento. Estudió en la Universidad de Yale y también trabajó en proyectos muy importantes para el ejército de los Estados Unidos y la Fundación Rockefeller.

Además, fundó el famoso Grupo Yale y realizó los primeros estudios sobre comunicación persuasiva.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Carl Hovland estudió la motivación y el cambio de actitud de los soldados, mientras trabajaba para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Dos soldados.

La vida de Carl Hovland

Nacido en 1912, el joven Hovland era un niño inteligente e introvertido que tenía problemas para socializar con sus compañeros de clase. Sin embargo, sus maestros lo describieron como un estudiante brillante y tímido que vivía en un mundo de sueños.

Estudió matemáticas, biología, física y psicología experimental en la Universidad Northwestern. Después, obtuvo su doctorado en la Universidad de Yale. Allí, se las arregló para conocer a muchos psicólogos relevantes de la época que lo influenciaron en gran medida. Uno de esos psicólogos fue Clark L. Hull, quien más tarde se convirtió en su mentor y colega.

Durante sus estudios de doctorado, publicó seis artículos académicos. Una vez que terminó sus estudios, enseñó en Yale por el resto de su carrera profesional. El grupo de investigación The Yale Group nació debido a su trabajo.

Hovland se casó en 1938 y formó su propia familia. La Segunda Guerra Mundial interrumpió su investigación en Yale cuando el Departamento de Defensa de los Estados Unidos lo contactó para estudiar los efectos de la propaganda y las películas en el entrenamiento de soldados.

El objetivo de esta campaña era motivar a los soldados que luchaban contra las tropas japonesas, dado que la propaganda anterior resultó ser ineficaz y contraproducente.

Después de la guerra, Hovland regresó a Yale, donde se convirtió en presidente del departamento de psicología. Cuando cumplió 39 años, fue elegido presidente de la Asociación Americana de Psicología (APA). Después de que su esposa enfermara y muriera, Carl Hovland falleció prematuramente a la edad de 49 años debido a un cáncer.

La investigación de Hovland

Durante el tiempo que trabajó con Clark L. Hull, ambos investigadores diseñaron una serie de estudios para evaluar el aprendizaje de la memoria y la integración psicológica del lenguaje a través de ecuaciones matemáticas. Más tarde, Hovland se interesó en otros aspectos como la comunicación.

Como mencionamos anteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos lo reclutó para supervisar los programas de entrenamiento motivacional de los soldados. Analizó la resistencia de la gente a cambiar sus opiniones y desarrolló métodos para superarlo.

Sus resultados fueron diversos. Sin embargo, vale la pena señalar que Hovland y su equipo lograron refutar la teoría nazi sobre la efectividad de la presentación unilateral de información. Dicha teoría afirmaba que una comunicación persuasiva exitosa debe presentar solo un lado de un argumento. Sin embargo, la investigación de Carl Hovland lo contradijo.

Después de la guerra y una vez que regresó a Yale, centró su investigación en la comunicación social. También organizó un programa de investigación con la Fundación Rockefeller sobre el cambio de actitud a través de la presentación de información específica.

 Dos perfiles de cabeza con dibujos mentales que representan las teorías de Carl Hovland.

El legado de Carl Hovland

Hovland luego extendió sus estudios a los campos de resolución de problemas, comunicación, cambio de opinión y juicio social. Muchos expertos afirman que fue el experto que más contribuyó a la comunicación social, un campo que a nadie le importaba investigar.

Estudió todos los elementos que afectan a la comunicación, y su investigación se centró en la influencia de todas sus variables. Identificó las diferentes etapas de una comunicación efectiva centrada en la actitud: exposición al mensaje, atención, comprensión, aceptación y retención.

Hovland también trabajó en las diferentes circunstancias del entorno del mensaje, como la credibilidad del comunicador, la naturaleza del mensaje y la disposición del receptor para escuchar el mensaje. En 1953, publicó su trabajo sobre comunicación masiva, Comunicación y Persuasión: Estudios Psicológicos del Cambio de Opinión, en el que contempla sus principales conclusiones y análisis en los procesos de persuasión.

Finalmente, Carl Hovland revolucionó los estudios relacionados con la comunicación y la persuasión. Su investigación sigue siendo relevante hoy en día y sin duda allanó el camino para estudios posteriores.